Gestiona los datos de todos tus clientes mediante una única aplicación

Gestiona los datos de todos tus clientes mediante una única aplicación

Nuestros clientes siempre se merecen lo mejor y es que en un mercado cada vez más competido, no solo a nivel local, sino que también fuera de nuestra ciudad, tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos para que estos sigan confiando en nuestros servicios. Esto se debe a que gracias a la globalización y al avance de internet, cada vez son más los usuarios de la red que no solo buscan la cercanía a la hora de contratar, sino que también apuestan por la calidad y por el precio, algo que, sin duda alguna pueden encontrar en diferentes sitios web de todo el mundo. Es por ello por lo que nosotros debemos de optimizar todos nuestros recursos para poder seguir siendo competitivos y con ello seguir teniendo nuestra parte en la tarta de reparto de ingresos, dado que, de lo contrario, si no somos competitivos o si no tenemos presencia en internet, sobre todo ahora, cuando este medio está cada vez más extendido, pronto nos quedaremos sin nicho de mercado. Es por ello por lo que a lo largo de este post os intentaremos explicar como podéis gestionar los datos de todos vuestros clientes mediante una única aplicación, lo que os permitirá redireccionar esfuerzos a otros recursos.

Tal y como os hemos avanzado en la introducción es posible tener todos los datos de nuestros clientes en una sola aplicación, algo que, sin duda alguna, nos permitirá destinar muchos esfuerzos, sobre todo económicos a otros frentes. Pero no solo eso, sino que además tendremos la certeza de que al estar todos en un solo software informatizado y de primer nivel, será mucho más fácil encontrarlos y poder realizar las diferentes tareas que tengamos encomendadas con ellos, así como borrarlos en el caso de que el cliente así lo decida.

En el caso de tener un negocio, como una tienda online o un sitio web, lo más probable es que hagas como todas las empresas del mundo y captes y gestiones bastantes datos de carácter personal de todos los clientes y potenciales clientes de la tienda. Con la llegada de la digitalización de los procesos que llevan a cabo las empresas, también es bastante habitual que las compañías los almacenen en un formato informático, algo que, sin duda alguna, los hace vulnerables a potenciales ataques informáticos, facilitando su cesión a terceras personas o posibilitando el envío de comunicaciones comerciales con relativa facilidad. Es por ello por lo que la Ley Orgánica 3/2018 que se corresponde con la Ley Orgánica de Protección de Datos LOPD (y también el RGPD) prohíbe la utilización de las bases de datos para el envío de comunicaciones comerciales cuando no hay un consentimiento expreso, así como, por ejemplo, la venta de estos datos a terceros si el titular no lo ha permitido. En este sentido, la empresa es responsable del almacenamiento, tratamiento y gestión de los datos, pero siempre debe garantizar la confidencialidad de los mismos en beneficio del titular.

En este sentido, si vosotros queréis contar con un programa de primer orden para la gestión de los datos de vuestros clientes, lo más sensato es que contéis con SAP y es que este software es el que usan la gran mayoría de grandes empresas europeas, dado que en un mismo programa pueden gestionar las áreas más importantes de la empresa. Así, si vosotros os animáis a dar el paso, nosotros os recomendamos que habléis con Inforges, dado que ellos conocen este producto como la palma de la mano y os pueden asesorar acerca de cual de las ofertas modulares que os ofrece el programa es la que más os interesa para vuestro negocio. Y es que SAP va mucho más allá de funcionar como una base de datos, puesto que nos puede ofrecer informes de todo aquello que necesitemos mediante un par de sencillos comandos. Es por ello por lo que no le debemos de coger miedo de primeras ya que en cuanto nos hagamos con el funcionamiento del programa todo irá sobre ruedas.

¿Qué protege la Ley Orgánica de Protección de Datos?

La Ley Orgánica de Protección de Datos LOPD protege el derecho fundamental de los españoles a la intimidad y a tener poder de decisión sobre sus propios datos personales: qué uso quiere darles, a quién va a confiárselos y para qué, durante cuánto tiempo, etc. Así que, además de una resolución ética y moral que todas las empresas deberían tomar en favor de sus clientes, cumplir con la LOPD es una obligación legal para cumplir con los derechos de los usuarios.