Abogados legales

Abogados legales

divorce-619195_640

Separarse es siempre un duro trámite, aunque sea de mutuo acuerdo, y una de las mejores decisiones que tomó mi hermana el mes pasado es confiar en este experto abogado de divorcios en Valencia porque gracias a él todo está siendo mucho más sencillo.

Todos, y cuando digo todos me refiero a TODOS sin excepción, buscamos nuestro propio beneficio e intentamos sacar algo de cada situación pero es que yo no lo veo como algo negativo, creo que es algo inherente a la raza humana en general y no podemos evitarlo. EL problema viene cuando, buscando ese beneficio, perjudicamos a los demás.

Os voy a poner un caso drástico. Imaginemos una catástrofe en un país subdesarrollado, como una de tantas que ocurren año tras año, y tenemos una empresa de comida envasada que decide rebajar el precio de sus productos para ganar el mínimo posible y ofrecemos dichos productos, de alta calidad, a nuestro gobierno para que los envíe con ayuda humanitaria o a ONG´s. Obviamente estamos obteniendo beneficios de una situación horrible, porque aunque sea poco, estamos ganando 0´09 céntimos de euro por cada paquete que nos compran y, aunque al resto del mundo que nos compra esos mismos paquetes les estemos ganando 0,20 céntimos de euro la realidad es que siguen siendo beneficios ¿no?. Pues bien, yo eso no lo veo del todo mal porque estamos bajando el precio de nuestro producto con el fin de ayudar a pesar de ganar menos y, al mismo tiempo, como hacemos una venta que no teníamos prevista, estamos ganando algo.  Ahora bien, imaginémonos la misma situación pero con un dato diferente: como somos conscientes de que ese país necesita ayuda y nuestros alimentos, convencemos al amigo de turno que trabaja para el Estado o para la ONG de nombre “x” para que nos compre a nosotros los alimentos a cambio de algún favor al precio habitual. ¿En este caso quién se está beneficiando? Nosotros (obviamente, por la venta) nuestro amigo (por el favor que le vamos a debe) y… ¿el país subdesarrollado? No, sus habitantes no se benefician en absoluto, más bien se ven perjudicados porque pudiendo haber conseguido alimentos de otra empresa más barata y pudiendo abastecer a más población en ese supuesto caso, lo que ocurre es que están comprándonos a nosotros los productos gracias a nuestro amigo mientras que ellos pierden dinero. Este último caso me parece denigrante.

Pues con los abogados ocurre algo parecido. Está claro que un divorcio es duro, y mucho, y que el abogado que contrates, sea el que sea, tiene que sacar beneficios por hacer su trabajo y ha de beneficiarse, por narices, de tu desgracia (o no según se mire) pero puede intentar acabar con el proceso rápidamente, como quien tira de una tirita de golpe para causar el menor daño posible, o puede ir alargándolo todo para que sus honorarios aumenten a pesar de que entonces la tirita duela mucho más quitarla.

Ahora mirad este artículo que dice que los divorcios aumentan y vuelven a niveles de inicios de la crisis y multiplicado la cantidad de divorcios que dice el artículo que hay al año sólo en Andalucía por el dinero que puede llegar a llevarse un abogado con cada uno de esos divorcios. ¿Entendéis lo que os quiero decir?

Pues bien, en el bufete de abogados Ferrer Navarro te ofrecen el divorcio desde 250 euros, algo que no todos hacen, y por eso su clientela le es fiel y con nosotras ha ganado una familia que recurrirá a él ante cualquier problema.

Deja una respuesta