Por qué asegurar tu segunda vivienda

Por qué asegurar tu segunda vivienda

No todas las viviendas tienen la obligación legal de estar protegidas bajo una póliza de un seguro de hogar. La ley establece que el único motivo por el que los españoles están obligados a asegurar su casa es tenerla hipotecada en cualquier banco. Por esta cuestión tan sólo el 17,9% de los españoles tiene asegurada su segunda vivienda. Esto se debe a que no es obligatorio, pero muy recomendable porque previene ante la posibilidad de robos o daños.

Contar con  un seguro de hogar es muy recomendable ya que, aunque siempre actúes con la máxima precaución y cuides tu vivienda al máximo, son muchos los siniestros en los que tanto tú como tu vivienda os podéis ver involucrados en accidentes, robos o siniestro. Desde los daños originados por un cortocircuito, un robo, la rotura de una tubería o un electrodoméstico. Incluso cualquier daño los que puedan ocasionar miembros de tu familia, hijos, invitados o mascotas o fuera del domicilio y dentro de él. Cualquier protección es poca.

Cinco verdades como puños

Si todavía dudas en asegurar tu segunda vivienda a continuación te dejamos cinco cuestiones para que replantees tu decisión.

  1. Inversión asegurada: por norma general las pólizas de seguros son bastante asequibles y más cuando se trata de segundas viviendas ya que las aseguradoras suelen hacer ofertas especiales. Además, las coberturas que decidas añadir marcarán el precio final, puedes escoger aquellas que más se adecuen a tus circunstancias familiares, personales y económicas. A pesar de que algunas empresas de seguros establecen primas en caso de accidentes, puede que lo más seguro compense hasta el punto de ser considerado una buena inversión para el cliente.
  2. Cobertura jurídica y rapidez en la solución de accidentes. Es práctico, económico y muchos de los riesgos a los que te enfrentes estarán cubiertos. Si tienes problemas judiciales con tu vivienda lo más seguro es que tu aseguradora te ofrezca un asesoramiento legal a través de un gabinete de abogados especializado en tu problema en cuestión. En la mayoría de casos tan sólo cubren un pequeño importe del gasto, pero aun así puede ser de gran ayuda.
  3. Cobertura de daños y reposición de muebles: incendios, robos o daños causados por fenómenos ambientales pueden afectar con daños a la vivienda o estructura, para evitar grandes disgustos es mejor tener una póliza de hogar contratada ya que en la gran mayoría de los casos, los seguros garantizan en altas estadísticas la reparación e incluso la reconstrucción total de la casa, apartamento o piso. Según la póliza que hayas contratado, puede que cubra el contenido de la vivienda. Es decir objetos, muebles, electrodomésticos… y la reparación de los mismos.
  4. Robos y fraudes, fuera y dentro del hogar: es importante tener en cuenta saber que prácticamente todos los seguros de hogar también cubren los costes derivados de sufrir robos, fraudes dentro y fuera del hogar. Por ejemplo en algunos casos están incluidos los teléfonos móviles y tarjetas de crédito.

Para todo esto, puedes acudir a MBR Administradores, empresa dinámica adaptada a sus necesidades y especializada en la Administración de Fincas, Servicios Jurídicos y Financieros. En MBR Administradores tienen un departamento especializado en la contratación y gestión integral de seguros.

shutterstock_173558135reducida