La forma más rápida para inversionistas de obtener la residencia en España

La forma más rápida para inversionistas de obtener la residencia en España

Todos aquellos inversionistas extranjeros no europeos que quieran obtener la residencia española tienen una vía más rápida a la habitual. Se trata de la visa de oro. 

Desde el año 2013 en España existe el llamado visado de oro o golden visa. Se trata de un programa que fue aprobado en la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Y este programa permite obtener la residencia o ciudadanía española a cambio de una inversión económica en el propio país tal y como se informa en la norma: “Los extranjeros no residentes que se propongan entrar en territorio español con el fin de realizar una inversión significativa de capital podrán solicitar el visado de estancia, o en su caso, de residencia para inversores”. 

Como este visado de residencia para inversores es la forma más rápida de conseguir la residencia española vamos a explicar en este artículo en qué consiste, cómo se solicita, cuáles son los requisitos así como los beneficios. Por supuesto, es un visado al que todo el mundo no puede acceder porque es necesario contar con un capital económico elevado como veremos a continuación. 

· Requisitos de inversión para solicitar el visado

Como decíamos no todo el mundo puede solicitar (o al menos conseguir) este visado español porque es necesario realizar una alta inversión en España. Así, se establecen varias alternativas de inversión para conseguirlo siendo al menos una de las siguientes:

  • Realizar una inversión inicial de 2 millones de euros o más en títulos de deuda pública española, acciones o participaciones sociales en empresas de España o depósitos bancarios en entidades financieras españolas.
  • Adquirir bienes inmuebles en España con una inversión de valor igual o superior a 500.000 euros 
  • Desarrollar un proyecto empresarial en territorio español que genere puestos de trabajo (al menos 30) o sea relevante para la innovación tecnológica o científica. 

Además, la norma también establece que “se entenderá que el extranjero solicitante del visado ha realizado una inversión significativa de capital cuando la inversión la lleve a cabo una persona jurídica” que debe estar domiciliada en un territorio no considerado como paraíso fiscal. 

· Hay que cumplir otros requisitos, no solo de inversión 

No obstante, los solicitantes del visado de oro no solo tienen que cumplir criterios de inversión para que su solicitud sea aceptada. También tienen que cumplir otros requisitos. 

“Los inversores deben ser mayores de 18 años y no ser ciudadanos europeos. Además de los requisitos de inversión tienen que cumplir otros, principalmente relacionados con no haber tenido problemas con la justicia. Así, no pueden tener antecedentes penales en su país de origen ni en España. Tampoco pueden tener problemas de inmigración, ni en España ni en los servicios del espacio Schengen”, explican desde Ribeiro, asesoría especializada en conseguir visas para inversionistas en España y Portugal. 

· Cuáles son los beneficios del visado 

Después de conocer los requisitos toca hablar de los beneficios de este tipo de visado, que son bastantes y por ello es la forma más escogida por personas con capital para conseguir la residencia en España. 

Por supuesto, con el visado de oro se puede residir legalmente en España. Pero no solo eso, también se puede circular sin problemas por todos los países del espacio Schengen, área europea comprendida por 26 países: Bélgica, Chequia, Dinamarca, Alemania, Estonia, Grecia, España, Francia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, los Países Bajos, Austria, Polonia, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia, Suecia, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Además, las solicitudes del visado para inversionistas o de oro suelen tener trámites más ágiles que otros visados por lo que se puede conseguir el visado de manera mucho más rápida. 

Y también hay que destacar que estos beneficios no solo son para el inversionista, también para su familia. Su mujer o cónyuge y todos sus hijos menores de edad pueden obtener los mismos beneficios. 

Estas son las principales cuestiones que cualquier inversionista extranjero debe conocer sobre el visado de oro en España. También puede consultar las necesidades que establecen otros países europeos para la golden visa para determinar cuál es la región o país que más le interesa porque por ejemplo, los beneficios del visado de oro en Portugal son similares a los españoles. Y aunque también los requisitos sean prácticamente iguales hay algunos cambios como en el caso de la inversión en inmuebles, que si se apuesta por una zona urbana en rehabilitación la inversión puede ser menor, de 350.000 euros. Así que si un inversionista quiere conseguir el visado de oro en un país de Europa deberá conocer bien todos los requisitos para escoger de la menor manera posible.