Los seguros de salud hacen se hacen cada vez más populares

Los seguros de salud hacen se hacen cada vez más populares

Hace poco me compré un buen juego de copas de los que hacen en Exportcave, una empresa que es famosa porque dispone de una amplia variedad de copas de diferentes capacidades y materiales, con la mejor relación calidad precio. A mí me interesaba comprar aquí porque, aparte de su gran listado con copas de cristal o vidrio de vino, cava, combinados…, así como copas de policarbonato de alta calidad y copas monouso con pies de colores intercambiables que se adaptan a cada necesidad garantizando el máximo disfrute, la clave es que todos sus juegos pueden ser personalizados.

Mi marido y yo cumplíamos 25 años de casados y teníamos el capricho de hacer unas copas conmemorativas de tal momento y regalarlas después a cada uno de los invitados como recuerdo de haber celebrado este tiempo juntos. Pues bien, no me preguntéis cómo, porque a día de hoy todavía ni me lo explico, pero cuando saqué la caja del coche tropecé y allá que me fui al suelo con las copas y los consiguientes cortes. Seguramente fue mi culpa porque saqué algunas copas de la caja para mirar cómo eran y luego no me aseguré de embalarlo bien de nuevo, de forma que se escaparon de la caja cuando me caí y aquello fue muy escandaloso entre el ruido y yo sangrando.

medico

Los seguros de salud están cada vez mejor valorados por los consumidores.

Y así fue cómo acabé pasando mis bodas de plata en las urgencias del hospital de la mutua con la que tengo el seguro de salud. La verdad es que pese a lo malo, he de decir que en momentos como este se agradecer tener una póliza de este tipo. Fuimos con nuestra urgencia y nos atendieron enseguida, sin esperas, sin malas caras, sin poner problema ninguna y con cariño, que es algo que se agradece. Hay mucha diferencia entre visitar un hospital público y uno privado. Y no lo critico tampoco, es algo totalmente entendible, ya que los equipos sanitarios de lo público está cada vez más explotados, trabajando con menos medios y con la gente más y más enfadada por todo lo que tiene que ver con los recortes, que al final no implican más que listas de espera y cabreos monumentales.

De hecho, hace poco tiempo leí que los españoles, conscientes de esto, estábamos contratando cada vez más pólizas de seguros privados de salud. Damos importancia a cosas básicas como la educación, la alimentación o la sanidad, y pese a la crisis, en esto nuestro gasto aumenta, quitándonos obviamente de otras cosas.

Y es que al final, si uno lo piensa, podemos vivir perfectamente con un par de abrigos en lugar de comprarnos varios para que nos combinen bien con estos colores o con los otros. Todos sabemos cuáles son realmente las prioridades en la vida. Salud, dinero y amor, como decía la canción. Queremos encontrarnos bien con nosotros mismos y pagar por una buena asistencia sanitaria es un dinero que finalmente consideramos bien invertido, así como en la educación tanto de nuestros hijos con el seguir formándonos nosotros, y en comer bien, claro está, para mantener esa salud de hierro.

Deja una respuesta