Seguridad en los Trabajos de Altura

Seguridad en los Trabajos de Altura

Una vez que finalicé mis estudios de Arqueología, llegaba la parte que más me apetecía, las prácticas. Quería probar el trabajo de restauración de algún edificio histórico, a poder ser de una catedral o palacio europeo de la época victoriana.

Me puse a buscar algún proyecto de restauración de estas características y encontré el proyecto perfecto en un pueblecito cerca de París para restaurar un viejo caserón del SXIX, que en su época servía como casa de campo de sus dueños.

La idea de sus propietarios era convertirlo en un gran hotel, conservando el patrimonio e identidad histórica del edificio. Era un trabajo ambicioso pero fascinante y en el que podría aprender mucho sobre restauración.

Al parecer en el equipo había arquitectos, algún ingeniero y especialistas en remodelación y restauración de edificios.

Por su parte, los dueños eran empresarios que no tenían relación con el mundo de la restauración, pero sí muchas ganas de llevar a cabo el proyecto. El hecho de que los dueños y coordinadores de todo el proyecto no fueran restauradores o especialistas en la materia la verdad es que me echó un poco para atrás.

Tuve alguna que otra duda, antes de decidirme, pero era un caserón tan bonito y contando con profesionales en el equipo me imaginaba que no iba a haber ningún problema.

Lo cierto es que tenía que haber hecho caso a mi intuición, nunca suele fallarme y no lo hizo en este caso. Si bien, la experiencia fue cuanto menos interesante, todo el equipo de trabajo tuvimos que pasar por algunas situaciones incómodas ante las condiciones de extrema inseguridad que había en el lugar de trabajo.

Por suerte, estaba muy al día en cuanto a la normativa que se aplica en los trabajos de altura ya que había acudido a los cursos de stseguridad una empresa especializa en seguridad en Trabajos de Altura que cuenta con una Formación Integral, respaldada además por su gran experiencia y con docentes con más de diez años de experiencia en materias que ofrecen conocimientos prácticos para situaciones reales.

 Gracias a esta formación sabía perfectamente cómo tenía que actuar y cómo desarrollar el plan más efectivo para que lo tratáramos con nuestros coordinadores de proyecto.

Normativa de Seguridad en los Trabajos de Altura

Y es que, ya en primer lugar, no estaban aplicando la normativa en materia de Trabajos de Altura. Teniendo en cuenta que todo Trabajo se considera de Altura si es realizado a una altura superior a 2 metros y nosotros nos subíamos a andamios a más de 5 metros del suelo para nuestro trabajo de restauración.

Para el mantenimiento y restauración de las fachadas contaban con un andamio de una estructura muy básica sin barandillas y medios de seguridad adecuados.

De hecho, según el Real Decreto 2177/2004, que es el aplicable a trabajos con escaleras de mano y andamios, hay que garantizar unas condiciones de trabajo seguras, y nunca se pueden subordinar a criterios económicos.

Los equipos de trabajo deben disponer de barandillas resistentes y con una altura mínima de 90 cm.

El lugar en el que trabajábamos no contaba ni con las mínimas medidas para minimizar los riesgos de caídas. En cuanto se lo comenté al resto de los que formábamos el equipo y, al ver, que sabía de lo que estaba hablando todos se hicieron más conscientes de la falta de organización y previsión del proyecto.

No me costó mucho hacérselo saber a nuestros coordinadores, estaba claro que trataban de llevar a cabo un proyecto que se les había quedado grande y recortaban por donde podían. No obstante, no se podía recortar en nuestra seguridad, y con la ley en la mano no dudé en comunicárselo para que empezaran a tomar las medidas oportunas.

Después de hablarlo y con el apoyo de todo el equipo nuestros coordinadores se dieron cuenta del enorme error que habían cometido y empezaron a poner los medios necesarios para resolverlo.

No sé qué hubiera pasado de no realizar los cambios en prevención en las barandillas y andamios, pero mejor prevenir que curar. A partir de ese momento, el proyecto avanzo sin problemas, realmente lo disfrutamos y me sentí muy afortunada de haberme formado para saber actuar en esa situación.

Y es que, cuando se trata de Trabajos en las Alturas, mejor hacer las cosas sobre seguro.