Los fraudes en accidentes de tráfico crecen durante el 2017

Según los datos oficiales, el 6% de las lesiones producidas tras un accidente de circulación son falsas. Y es que los intentos de estafa a las aseguradoras, concretamente en los seguros de automóviles, ha crecido de forma exagerada en los últimos años, si bien es cierto que los seguros de comercio o los de salud, los intentos de fraude han descendido considerablemente. El mismo crecimiento se ha experimentado en los seguros de hogar, de comunidades de vecinos o de industria.

La imaginación de las personas para engañar al seguro no tiene límite, desde traumatismos a pérdidas de capacidades intelectuales, todo vale para intentar cobrar un dinero que no les corresponde. Existen multitud de casos curiosos como el de la joven que simulaba una pérdida importante de sus capacidades cognitivas tras un accidente de coche en el que conducía su novio, acompañado por la víctima, y otros amigos de la pareja. La mujer reclamaba al seguro una indemnización de 1 millón de euros. Tras las investigaciones pertinentes, se descubrió el engaño. Esta chica llevaba una vida completamente normal, de ello era muestra su actividad en las redes sociales. Desde luego podía haber sido un poco más lista y disimular también en la red. Pero ahí está de nuevo la vanidad humana, que no puede dejar de presumir ni por un instante, si siquiera para mantener una buena mentira.

Por eso, las compañías aseguradoras tienen que recurrir a los servicios de los detectives privados. Así nos lo confirman en Castellana Detectives,  un despacho que se ha consolidado como uno de los más prestigiosos despachos de Investigación Privada tanto a nivel nacional como internacional. El éxito se debe a su capital humano, ya que cuentan l@s mejores profesionales, dirigidos por uno o varios responsables de Area. En Castellana Detectives, aportan información veraz, fiable y privilegiada, obtenida con la máxima discreción, con el fin de defenderse de agresiones tanto internas como externas y poder ser utilizada en procesos de negociación o procedimientos judiciales.

El caso más curioso: el corredor de rally

Este intento de fraude a una de las compañías aseguradoras más prestigiosas del país, tampoco tiene desperdicio. Un hombre sufre un accidente participando en un rally celebrado en su localidad, hecho que ocultó a la aseguradora a la hora de denunciar el accidente sufrido en uno de los tramos del recorrido, en su lugar, afirmó encontrarse de viaje con su pareja. Las dudas de la compañía surgieron precisamente por el empleo de la palabra tramo en conversación mantenida con una empleada de la misma y así se pusieron a investigar.

De entrada descubrieron que sí se había disputado un rally en la ciudad, pero al no mencionarse la marca de ese vehículo concreto como participante en la competición, decidieron investigar por otros caminos. Y así se metieron en un foro de rallys donde uno de los aficionados subió una foto del coche accidentado. De esta forma se descubrió el engaño del hombre que pretendía cobrar por algo que un seguro de automóviles no cubre de ninguna manera: los daños sufridos durante una competición deportiva.

En los casos citados, los asegurados no tuvieron tanta suerte y no consiguieron engañar al seguro, pero pese a las sospechas, en otros, la mentira no pudo ser destapada y la jugada fue redonda.