¿Es posible asegurar los muebles de nuestro hogar?

La decoración de nuestra casa es muy importante, porque con ella conseguimos que pase de ser una simple vivienda a que se convierta en un verdadero hogar para nuestra familia. De ahí que deseemos que esté cuidada, en perfecto estado de revista, y que tenga todas las coberturas posibles en caso de que suceda algo que la pueda dañar. Hoy vamos a ver si las pólizas cobren este tipo de daños. Yo misma puse esto a prueba hace unos meses tras sufrir una inundación en casa. Me había comprado unos preciosos muebles de Dismobel que llevaba tiempo buscando por internet y no quería perderlos ni volverme a gastar el dinero.

Pues bien, lo primero que debemos aclarar es que tener un seguro de hogar no es algo obligatorio. Solamente si la vivienda está bajo una hipoteca, ya que entonces es el banco quien obliga a que se contrate una póliza así mientras no se levante el préstamo sobre la casa. No obstante, es conveniente rascarnos un poco los bolsillos y contar con un seguro, ya que siempre pueden ocurrir muchos imprevistos que en caso de no tenerlo quizás no podríamos pagar o hacer frente a las consecuencias.

Dentro de las pólizas, también es bueno saber distinguir entre las tres principales ramas que se pueden asegurar, el continente, el contenido, y la responsabilidad civil. En este sentido, la parte de los muebles correspondería al contenido. No todas las pólizas cubren esta parte, así que si estamos seguros de que la queremos, debemos reclamarla a la compañía aseguradora. Lo normal en este caso es que se asegure el contenido en un determinado valor, que a medida que vaya subiendo nos incrementará también el pago anual a la aseguradora. Esto quiere decir que si nuestro contenido está asegurado por 2.000 euros, la empresa no pagará los desperfectos que superen esa cuantía.

Los muebles pueden verse afectados por diferentes sucesos acaecidos en casa. Lo más común es lo que me sucedió a mí, que tengas una inundación y que por ello se estropee la madera. Pero también pueden suceder múltiples accidentes, como que haya un incendio y queme las piezas de la cocina, o que un cortocircuito los ennegrezca, etc. Saber que todo esto estaría cubierto por la aseguradora y que no tendríamos que volver a poner el dinero sobre la mesa para ir a comprarlos nos daría bastante tranquilidad.

Asimismo, por último, me gustaría destacar que es muy importante comunicar a la empresa aseguradora las nuevas adquisiciones, especialmente si tenemos intención de aumentar la cobertura de la póliza, y también poner en su conocimiento si hay piezas de valor. Pagaremos más, pero estarán protegidas en caso de que tuviésemos que sustituirlas.

Muebles duraderos sin necesidad de póliza, en Dismobel

No obstante, si buscas muebles de calidad que difícilmente se estropeen por muchos imprevistos que ocurran en tu hogar, los puedes encontrar en la empresa española Dismobel, cuya tienda online funciona la mar de bien. Aquí tienen un amplio catálogo con las últimas tendencias en muebles y decoración con lo que darán a tu hogar un estilo y una personalidad propias. Y eso sí, aunque actualmente ofrezcan los servicios en línea a sus clientes, estos no deben olvidarse de que sus productos están más que avalados por una experiencia que está por encima del medio siglo de recorrido dentro del sector del hábitat, la distribución de muebles de las mejores marcas y la fabricación de los mismos a medida. Por ello, su tienda de muebles a través de la red sigue siendo todo un espacio de confianza para comprar de forma fácil, segura y rápida.

Además, en Dismobel tenemos siempre la posibilidad contar con una atención personalizada desde su departamento de atención al cliente, lo que muchos agradecemos a la hora de comprar a través de la red, ya que en esos momentos suelen surgirnos dudas como las medidas, el color exacto, el tipo de material, etc. Y tampoco podemos perder de vista que en Dismobel cuentan con los mejores precios en sus selecciones de muebles de salón, dormitorios, sillas y mesas de comedor, habitaciones infantiles y juveniles y en toda su sección de productos de descanso. Es más, pese a su continuo esfuerzo por marcar sus productos con el mejor precio, se comprometen a que si sus clientes lo encuentran todavía más bajo, ellos lo igualan y les regalan el 40 por ciento de la diferencia, así como un 10 por ciento de descuento en su próxima compra. Asimismo, hay que recordar que todos sus productos cuentan con una financiación a doce meses sin intereses, y pueden ser pagados como cliente prefiera, bien a través de transferencia, por paypal o incluso con tarjeta de crédito como Visa o Masterscard.

Por último, y a diferencia de lo que ocurre con tiendas de muebles low cost, en Dismobel te llevan el pedido gratis a casa y montan estos muebles, además de retirar los antiguos. Algo muy de agradecer, ya que si lo hacemos nosotros y no somos muy duchos podemos llegar a armar grandes chapuzas caseras. O lo que es peor, hacernos daño en la espalda porque no sabemos cómo transportar este tipo de piezas tan pesadas.